‘Potato skins’ con queso cheddar, bacon y cebolla caramelizada

potato-skins-con-queso-cheddar-bacon-cebolla-caramelizada

Con las últimas restricciones aplicadas a los bares y restaurantes en la mayor parte de las comunidades, se impone el estar en casa y comer/cenar lo máximo posible dentro de ella, no nos queda otra. Así que si echáis de menos la hora del aperitivo en las terrazas o las barras del bar, os propongo traerlo a casa poniendo en práctica esta deliciosa y fácil receta de potato skins con la que calmar y sobrellevar mejor esta situación.

potato-skins-con-queso-cheddar-bacon-cebolla-caramelizada-4

potato-skins-con-queso-cheddar-bacon-cebolla-caramelizada-4

Las potato skins al horno al estilo americano siempre salen bien y siempre triunfan 👌 a la vez que aprovechan la piel de las patatas con todos los nutrientes que contiene ésta, rica en fibra, hierro  omega-3. En esta ocasión llegué en Pinterest (esta receta de How sweet eats) a una deliciosa versión con bacon, cebolla caramelizada y queso cheddar, muy parecida a los appetizers que incluyen las cartas de algunas cadenas de restaurantes americanos muy conocidas, con una salsa espectacular para ‘dipear’. ¡De vicio, chicas! Tenéis que hacerlas, en serio. ¡Estos son los pasos!

potato-skins-con-queso-cheddar-bacon-cebolla-caramelizada-4

Potato skins con queso cheddar y cebolla caramelizada

Ingredientes

6 patatas pequeñas
Aceite de oliva
Sal
Pimienta
4 lonchas de bacon picado
1 cebolla dulce grande
Queso cheddar rallado
2 cebolletas verdes

Para la salsa

1 yogur griego
2 cucharadas de mayonesa
30 ml de leche
3 cucharadas de cebollino picado
2 cucharadas de eneldo
2 cucharaditas de zumo de limón
1 cucharadita de ajo en polvo
1/2 cucharadita de cebolla en polvo
Sal
Pimienta

Elaboración

Precalentar el horno a 190 grados. Hacer algunos agujeros en las patatas con un tenedor y colocarlas en una bandeja para hornear. Rociarlas con un chorrito de aceite de oliva, añadir sal y pimienta. Hornear las patatas durante una hora más o menos, hasta que estén tiernas. Mientras se hornean las patatas, saltear el bacon picado en una sartén a fuego medio-bajo hasta que esté dorado y crujiente, dejar sobre una servilleta de papel para que absorba el exceso de grasa.

En la misma sartén con la grasa del bacon, agregar la cebolla cortada en rodajas con una pizca de sal. Rehogar a fuego medio removiendo a menudo hasta que estén caramelizadas y doradas. Una vez que las patatas estén listas, aumentar la temperatura del horno a 250 grados. Sacar las patatas del horno y cortarlas longitudinalmente, con una cuchara sacar la mayor parte de la pulpa, dejando un poco alrededor de los bordes. Esa pulpa la podéis aprovechar para hacer puré o lo que queráis.

Añadir a las patatas aceite de oliva, sal y pimienta. Meter en el horno durante 10 minutos para que queden realmente crujientes. Sacarlas del horno, espolvorear con el queso cheddar rallado y las cebolla caramelizada. Volver a meter la bandeja en el horno durante 5 minutos, solo para que el queso se derrita. Para hacer la salsa, meter todos los ingredientes en una batidora o procesador de alimentos y mezclar hasta obtener una salsa cremosa. Servir la piel de patata con las cebolletas picadas por encima, el bacon picado y la salsa, ¡y listo!

¡Ya me contaréis! ¿Estáis haciendo el aperitivo en casa estas últimas semanas?

Fotos: Adriana R.

Seguro que te interesa...

2 comentarios

  1. No creo que ningún niño se pueda resistir a una receta así. Me entró por el ojo cuando lo vi en tus stories, muy rico, muy chula la receta.

  2. ¡Qué buena pinta tienen!.
    Besos.

    Gemeladas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.