Recetas: Baos de cerdo

Si os gusta la cocina asiática y vais asiduamente a restaurantes y locales de este tipo de gastronomía sabréis que los baos son esos panecillos cocidos al vapor rellenos de todo lo imaginable: carne de cerdo, pollo o ternera, verduras, coronados con vegetales y hierbas frescas como lechuga, cilantro, albahaca, deliciosas salsas y algo que aporte un punto crujiente como cacahuetes picados o mini brotes vivos.

recetas-baos-de-cerdo

Originarios de China y hechos de una masa compuesta por harina de trigo, levadura, agua o leche y un toque de aceite, vinagre y azúcar, son característicos por albergar un punto ligeramente dulce y su aporte calórico es menor, ya que se cuecen al vapor. Aunque el concepto se asemeja al bocadillo, los baos se deben comer calientes para que la masa se conserve esponjosa. Eso sí, como son tan tiernos, pequeñitos y sabrosos hay que tener cuidado de no comerse demasiados y terminar empachadas XD.

recetas-baos-de-cerdo

recetas-baos-de-cerdo

La verdad es que a mí, en vez de buns pequeñitos, me han salido unos bollos bastante grandes (era la primera vez que los hacía), mucho más parecidos al tamaño de un kebab (cambié de receta a última hora y olvidé plegarlos en forma de media luna), así que con uno de ellos os quedaréis saciadas. En cualquier caso, os propongo traer el sabor del asian street food a vuestra casa con estos riquísimos baos de pork belly, muy fáciles de preparar (con tiempo, eso sí, mejor el fin de semana) y con los que haréis muy, muy felices a las personas que más queréis. ¡Empezamos!

Baos de cerdo

Ingredientes

Para la masa de los baos

350 g de harina de trigo
14-15 g de levadura seca
Azúcar moreno
1 vaso de agua o leche
Aceite de girasol o vegetal
Sal

Para el relleno

1 kg de panceta de cerdo en cubos
1 cebolleta grande picada
5 dientes de ajo picados
240 ml de caldo de pollo
30 ml de salsa de ostras
30 ml de salsa hoisin
30 ml de salsa de soja oscura
30 ml de miel
30 ml de vino de arroz, sake o vino blanco seco
Agua
1 manojo de cilantro fresco
1 pepino
1 guindilla roja o verde
Semillas de sésamo o cacahuetes picados

Elaboración

Disolver en un vaso de agua la levadura seca, añadir dos cucharadas de azúcar moreno y mezclar bien. En un bol, mezclar la harina, una pizca de sal y una cucharada de aceite de girasol. Incorporar poco a poco el vaso de agua con la levadura. Amasar la mezcla unos 5 minutos dentro del bol y luego sobre una superficie enharinada (aquí tendréis que ver si le falta harina o no, estará lista cuando se despegue fácilmente de la superficie), hasta que quede lisa y suave. Verter sobre ella un chorrito de aceite, meter en el bol, cubrir con un trapo y dejar reposar hasta que doble su tamaño.

Cuando haya subido de tamaño, colocar la masa sobre la superficie enharinada, extender con un rodillo y cortar pequeños círculos con un molde circular o un vaso. Rociar la superficie de trabajo con aceite y colocar los baos encima, doblarlos a la mitad en forma de media luna. Presionar cada panecillo con un rodillo y colocarlos sobre papel de horno, cubrir con una tapa o plástico y dejar reposar durante 30 minutos más.

Poner agua a hervir en una olla o vaporera. Colocar cuidadosamente los baos en la rejilla superior, asegurándoos de que el agua hirviendo no los alcance, tapar y cocer de 8 a 12 minutos. Cuando estén listos, destapar un poco y dejar que pase un poco el aire durante 2 minutos antes de retirar completamente la tapa. Rociar papel de horno con un poco de agua para que los baos no se peguen y reservar. Calentar una sartén honda o wok a fuego fuerte, añadir los cubos de cerdo y cocinarlos hasta que los bordes estén dorados, durante unos 20 minutos. Añadir la cebolla y el ajo picados, cocinar todo junto durante 2-3 minutos, sin dejar de remover. Mezclar el caldo de pollo, la salsa de soja, la salsa hoisin, la salsa de soja oscura, la miel y el vino de arroz en un recipiente, y verter la mezcla de salsas en el fondo de la sartén, remover bien durante 2 minutos. Añadir agua (yo lo hice a ojo, viendo cuándo pedía más), mezclar bien y cocinar a fuego fuerte, para que cueza bien durante 20 minutos sin tapar, hasta que el cerdo esté tierno y la salsa haya espesado. Remover de vez en cuando.

Picar el cilantro, cortar el pepino en juliana y la guindilla en rodajas. Coger los baos, abrirlos y rellenarlos con el cerdo, añadir el pepino, el cilantro y la guindilla, espolvorear cacahuetes picados por encima, y ya los tenéis, calentitos y deliciosos. También podéis servir el resto del relleno sobre un montoncito de arroz blanco cocido. En serio, está riquísimo, ¡probadlo!

Fotos: Adriana R.

Seguro que te interesa...

4 comentarios

  1. No los he probado nunca pero me ha sorprendido la cantidad de ingredientes que llevan, sí que tienen que llenar. Vino de arroz?? Eso no lo encuentro yo en ningún sitio, ya verás.

  2. ¡Qué ricos! he hecho ese pan varias veces, está buenísimo.
    Besos.

    Gemeladas

  3. Me encantan los baos. Con cualquier tipo de relleno. Las fotos te han quedado espectaculares. Qué ganas de comerlos!

  4. Debe estar muy bueno , pero creo que probaré con el pan de pitas que ya viene hecho, y una cosa menos que tengo que hacer.
    Graciassss

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.