Recetas: Tarta de queso griega

Hace poco estuvimos en una fiesta de cumpleaños y una de las tartas que hizo mi amiga Alina fue una cheesecake de quitar el sentido, de lo rica y suave que estaba… Además, llevaba por encima unas moras negras frescas y enormes que mezclándolas con la cheesecake en cada bocado, sabía todo a gloria 😉 Bien, el antojo de tarta de queso ha vuelto, pese a que una vez de pequeña cogí un empacho que no me sentó nada bien y me hizo olvidarla por unos años, así que buscando recetas de cheesecake di con esta versión griega publicada por Kitchy Kitchen en el portal My Domaine, que es ligeramente diferente por su espectacular contraste entre texturas y que puede que la prefiráis a la tradicional.

tarta-de-queso-griega

tarta-de-queso-griega

Tarta de queso griega

¿Por qué? Bueno, si la conseguís por vuestra zona, pues porque puede que su textura más ligera o su crujiente corteza de kataifi (una pasta filo compuesta por fideos finos y largos muy usada en Oriente Medio, Grecia y Turquía) termine por conquistaros. A la autora de la receta le ha sorprendido y afirma que la prefiere a la cheesecake tradicional, mucho más densa y con corteza de galleta. Yo finalmente no encontré la pasta kataifi (consulté en la web de Alcampo y estaba disponible, pero fui al supermercado y no estaba :(), así que tuve que improvisar plan B y la preparé con la tradicional base de galletas de avena. En cualquier caso, os despliego los ingredientes y los pasos de la original por aquí abajo, contadme si os apetecerá ponerlo en práctica.

tarta-de-queso-griega

tarta-de-queso-griega

Ingredientes

30 gr de pasta kataifi (o 1 paquete de galletas de avena)
110 gr de mantequilla
800 gr de yogur griego
1 cucharadita de ralladura de limón
100 gr de azúcar
50 gr de miel
5 huevos
300 gr de nata espesa para cocinar
1 cucharadita de vainilla

Elaboración

Precalentar el horno a 175ºC. Derretir la mantequilla y untar con ella el fondo y los lados de un molde de horno para tartas. Desenrollar la masa kataifi y desmenuzarla con los dedos, para obtener una masa esponjosa. Extender los hilos de kataifi por el fondo del molde de la tarta y pintarlos bien con la mantequilla derretida. Hornear durante 1 hora aproximadamente (en la rejilla a media altura dentro del horno) hasta que estén dorados y crujientes. Dejar enfriar y retirar del molde. Reservar sobre un plato cubierto con un paño. Si no encontráis kataifi, haced como yo una base de galletas triturando 1 paquete de galletas de avena y mezclándolas con mantequilla derretida. Formar con esta mezcla la base de la tarta colocándola sobre el molde (forrado con papel de horno), hornear 20 minutos y dejar enfriar, primero a temperatura ambiente y luego en la nevera hasta que esté lo suficientemente dura para contener la mezcla de la tarta.

Batir el yogur con el azúcar y la miel, hasta que todo esté suave y esponjoso, durante más o menos 3 minutos. Añadir los huevos, uno a uno, batiendo cada vez, agregar la nata espesa y la vainilla, continuar batiendo hasta que esté todo bien integrado. Si hay grumos, podéis colarlos a través de un tamiz. Si habéis hecho base de galleta, verter la mezcla sobre la base y hornear a 160 durante 1 hora. Para la base de kataifi, en el molde de tarta (sin la pasta kataifi) y hornear a 160ºC durante 1 hora. Apagar el horno y dejarla dentro durante 1 hora. Retirar del horno y dejar enfriar a temperatura ambiente. Después enfriar en la nevera durante mínimo 4 horas. Abrir el molde, volcar sobre la pasta kataifi (así ésta no se empapa) y decorar con más yogur griego por encima (yo añadí ralladura de limón). Y solo queda saborear y disfrutar 🙂

Today I bring you a special and different cheesecake. It is nothing like a classic variety, with a graham cracker crust and a dense texture. This is a mouth-watering Greek version, lighter, made up of Greek yoghourt over a delicious crust of kataifi, a thinly sliced filo dough traditionally used in the Middle East, Greece and Turkey. Don’t hesitate to give it a try, for English version you can go to Kitchy Kitchen’s Greek cheesecake recipe, mine was based on it. Enjoy!

Fotos: Adriana R.

Seguro que te interesa...

8 comentarios

  1. ¡Tiene que estar buenísima!.
    Besos.

    Gemeladas

  2. Qué bien te apañas cuando no tienes algún ingrediente, siempre tienes un buen plan B para solucionarlo, eso es muy de madre cocinillas eh??? me gusta ….Me encanta la tarta de queso, tiene muy buena pinta y parece contundente. Que sepas q ya me hace la misma ilusión el día de consultas q los jueves de cocina, estoy impaciente por saber qué receta way has hecho, bsss.

    1. Cómo me alegra leerte esto que me escribes María 🙂 ¡Gracias por ser tan fiel!

  3. Es una tarta de queso que no lleva queso, no?

    1. Justo Noa! Lleva el yogur griego pero la textura es la de una cheesecake 😉

  4. Habrá que probar… Por cierto, ya tengo el molde de los mini magnums, nos estás poniendo mucho trabajo jajaja

  5. Hola, en la elaboración con la base de galletas, también la dejamos reposar una hora en el horno, después del tiempo de horneado. Gracias.

    1. Hola Carmen! No sé si lo preguntas o lo afirmas como consejo 😉 Gracias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.